El LIF del 2010

[02-02-2010]

Durante los años 2008 y 2009 supimos tener varios desafíos a enfrentar y a superar. Hablamos de desafíos de los buenos, de aquellos que estimulan a quienes nos toca trabajar en el Laboratorio Industrial Farmacéutico.
Por lo cual, si alguien tenía en mente descansar o relajarse un poco durante el 2010, va a ser muy difícil.
Si bien, a esta altura del año, es normal que las actividades diarias en el LIF se ven disminuidas por estar transitando el período de vacaciones del personal, nos encuentra sumergido en dos proyectos de remodelación edilicia, de suma importancia.
El primero de ellos, es al relacionado con la ampliación del área de producción de Comprimidos Comunes (comprimidos no betalactámicos).
El proyecto desarrollado para esta área, consiste en la ampliación de la misma, debido a la incorporación de más maquinaria, de mayor capacidad, que nos permitirá ampliar el volumen de producción, aproximadamente en un 50% más a la actual.
El equipamiento que se agregará para estos procesos farmacéuticos son: una estufa de secado de polvos, una mezcladora doble cono, un molino de pantalla cónica y un molino cónico.

En base a estudios de campo desarrollados en distintos efectores provinciales, sobre los consumos anuales de medicamentos, más la provisión anual de medicamento que es atendida desde el LIF, nos permite plantear que la demanda anual de productos LIF, crece aproximadamente un 15%,año tras año.
Confiamos con esta mejoras, poder brindar una mayor y mejor cobertura de medicamentos, para todos los santafecinos, sin dejar de mirar al resto de las provincias.

Cuando hablamos al principio de desafíos, muchas veces estos emergen por factores externos, ajenos a nuestros dominios.
El segundo proyecto sobre el cual estamos trabajando fue provocado, nada más y nada menos, por "la naturaleza".
La naturaleza con las sucesivas tormentas que tuvo que soportar la ciudad de Santa Fe, hizo mella en el techo de la nave principal del Laboratorio.
Una construcción que puede llegar a tener más de sesenta años de vida, como es la del LIF, con todo el desgaste que puede tener por el paso del tiempo, no soportó estos embates climáticos y nos fue necesario trabajar sobre la construcción de un nuevo techo para el LIF. En la foto, podemos observar un bosquejo de esta obra.

En principio, sobre éstas dos mejoras edilicias estaremos abocados a desarrollar durante este primer semestre.

Finalizando y para resaltar, la labor que vienen desarrollando tanto los equipos técnicos y operarios en el LIF. Sin ellos sería imposible imaginar, ni un segundo, hacia donde queremos ir.

 
  •