Se inauguró la re funcionalización integral del sector administrativo del LIF

[28-09-2016]
 
El vicegobernador Carlos Fascendini acompañado por el ministro de Salud, Miguel González, dejó inaugurada este martes la obra de re funcionalización integral del sector administrativo del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF). También se descubrió una placa conmemorativa en el acceso al moderno edificio.
La ceremonia se cumplió en la sede del laboratorio santafesino, situado en French 4950, con la presencia además del ministro de Ciencias Tecnología e Innovación Productiva Eduardo Matozo,  los directores del LIF, Carlos Arques, Guillermo Cleti, Diego Bruno y  Daniel Salomón, el Gerente Roberto Ganin y el Síndico Carlos Minatti, representantes del LEM y de la Secretaria de Salud del municipio,  jefes de las distintas áreas y sectores, personal de la planta, directores de hospitales y equipo de salud, entre otros.
La flamante ampliación permitirá que el personal afectado a las áreas administrativas cuente con mayor espacio físico y mejores condiciones laborales para llevar a cabo sus tareas cotidianas. La obra, iniciada a fines del 2014, demandó una inversión de 10 millones de pesos, que se completará con otros 300 metros cuadrados, en la planta alta, para lo cual el llamado a licitación se realizará a finales de octubre próximo.
 
SISTEMA DE SALUD EFICIENTE Y MODERNO
El vicegobernador Fascendini, ponderó la decisión política que ha tomado el gobierno del FPC y S hace poco más de 8 años de “desarrollar un sistema de salud eficiente y moderno para cumplir con el objetivo que se plasma en la constitución” considerando a la salud “como un derecho” y a los medicamentos “como un bien social”.
“Lo que hemos priorizado son los derechos básicos de los ciudadanos y es por ello que se avanzó en la construcción de hospitales, obras que no se realizaban hace mucho tiempo en la provincia” sostuvo.
En este contexto, consideró “vital el rol del LIF que produce medicamentos para todos los hospitales  y centros de salud” resaltando el esfuerzo y compromiso “que los trabajadores le ponen al laboratorio santafesino”.
 
EL MEDICAMENTO COMO BIEN SOCIAL
Por su parte, el ministro de salud y presidente del directorio del LIF, destacó ante la totalidad del personal profesional, técnico, de administración y planta que “estamos orgullosos de formar parte de este colectivo que ustedes conforman” asegurando que “la apuesta al medicamento como bien social se traduce en hechos reales como lo constituye la efectiva producción que estamos realizando todos los días”.
Tras enfatizar que el gran desafío “es ser cada vez más efectivos y creíbles” y agradecer “a todas las instituciones que nos acompañan” como la facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la UNL,  reflexionó que muchos piensan que “la eficiencia y otras cualidades son solo para el ámbito privado y aquí nosotros demostramos que esto es posible también en el ámbito público”
Finalmente agradeció a todos los trabajadores que “son los responsables de sostener el trabajo diario”, reconoció  el compromiso “de las organizaciones que representan a los trabajadores” enfatizando que esta inauguración “es solo un paso más” en el camino de reafirmación de que “en el acceso al medicamento no puede haber diferencias” porque “es algo que el estado garantiza”.
En tanto, el director Bruno,  resaltó que la flamante obra,  es consecuencia de “una fuerte decisión política provincial para realizar inversiones en estructuras que como esta de 400 m2 en su planta baja, permitirá desarrollar sus tareas a las áreas administrativas, contables, legal y técnica entre otras”
Recordó que a fin de mes se estará licitando la planta alta con 300 m2, un desafío que se  convertirá en realidad el año próximo y destacó el consorcio público-público con la UNL y la construcción de una planta de desarrollo para medicamentos para la tuberculosis que serán distribuidos en todo el país.
“Todos los que trabajamos aquí consideramos al medicamento como un bien social, de libre acceso para todos los argentinos, confiables, seguro, con un alto estándar de control de calidad.” Concluyó.
 
LAS OBRAS
En la planta baja, el trabajo consistió en la ejecución de una obra edilicia que principalmente implicó el desarrollo del área frontal de las instalaciones del LIF, con una superficie de 400 metros cuadrados y la localización de 22 puestos de trabajo. Representa un paso importante en la configuración de actividades, ya que con ello se está desalojando el edificio central de actividades administrativas, las que pasarán a las nuevas instalaciones y permitirán la expansión interna de sectores como control de calidad, garantía de calidad y dirección técnica.
Para la ejecución de este proyecto fue necesario trasladar la planta de agua existente hasta entonces a un nuevo emplazamiento en el LIF, de 48 metros cuadrados. Esta nueva planta costó 2 millones de pesos.
En el marco de sus actividades y dando respuesta a las necesidades de medicamentos para la salud pública, el LIF inició hace tres años el desarrollo y producción de dos especialidades: metadona y morfina, utilizadas para el tratamiento paliativo del dolor en pacientes oncológicos. Por entonces, recibió como contrapartida, un apoyo económico de Nación de 3 millones de pesos y la financiación del gobierno provincial de los 7 millones restantes para esta obra de ampliación y readecuación.
 
SEGUNDA ETAPA
En la planta alta, unos 300 metros cuadrados se utilizarán para ampliar y remodelar los sectores de cocina, comedor, salón de usos múltiples, vestuarios, más la reubicación del salón del Directorio y la oficina de la Gerencia General. El llamado a licitación para esta obra, se realizará a fines de octubre próximo.
 
  •