Los casos de dengue están decreciendo, pero la prevención debe continuar

[18-04-2009]

El ministro de Salud, Miguel Ángel Capiello, aseguró que los casos de dengue en la provincia están "decreciendo", estimó que "la situación está controlada" y anticipó que las acciones de prevención contra el mal continuarán, en coordinación con la Nación, porque "tendremos un invierno muy corto".El funcionario, que ayer analizó el tema con la ministra de Salud de la Nación, Graciela Ocaña, adelantó la posibilidad de que esa dependencia adquiera parte de la producción de repelentes para mosquitos que se fabricarán en los laboratorios públicos de la provincia.Cappiello también solicitó a Ocaña la convocatoria de urgencia del Consejo Federal de Salud (Cofesa) para "tratar pura y exclusivamente esta situación, porque hay lugares donde se hacen cosas diferentes; si coordinamos acciones, seremos más efectivos en el país", aseguró.Respecto del brote, el ministro reiteró la necesidad de una "toma de conciencia" de la población sobre el dengue, ya que se trata de una "enfermedad domiciliaria" y un problema que "resolveremos entre todos: Estado y ciudadanos", aseguró.En ese marco, el titular de la cartera sanitaria dijo que es esencial la limpieza del hogar y evitar la presencia de agua limpia sin circular. Si se logra ese simple objetivo, el mosquito que transmite la enfermedad (Aedes Aegypti) no se desarrolla porque no tiene donde poner sus larvas. Asimismo, recomendó el uso de repelentes sin aloe vera, los que deben aplicarse "con prudencia" y en las horas que pica el insecto, al amanecer y atardecer. También destacó la utilidad de "remedios caseros" como los mosquiteros de tul.

ENCUENTRO CON OCAÑA
Capiello hizo declaraciones a la prensa esta mañana en Santa Fe tras reunirse ayer con la ministra de Salud de la Nación, Graciela Ocaña. "Se habló de cómo estaba la situación en Santa Fe y en el país y qué acciones había que seguir tomando para tener un único criterio" para ser "más efectivos".El ministro santafesino comentó que en ese encuentro, celebrado en Buenos Aires, se conversó sobre la posibilidad de declaración de emergencia sanitaria que fracasaron en el Congreso nacional y en la Legislatura provincial "ya que no es necesario tenerlas" debido que hay leyes "claras" que permiten el uso de los fondos para las emergencias y urgencias."Lo más importante de la reunión fue sobre la coordinación de acciones a futuro porque vamos a tener un invierno muy corto", evaluó Capiello. Y ejemplificó: "Hoy arrancamos con una temperatura de 20 grados y se espera una máxima de 30 en esta ciudad (de Santa Fe) así que estamos con un verano muy prolongado. Necesitamos que venga el frío pero en agosto ya estaremos trabajando nuevamente con las actividades dentro de las viviendas, porque esta es una enfermedad domiciliaria donde las mayores acciones hay que hacerlas ahí. Esto fue la enseñanza más importante que tuvimos de Hersilia".También el ministro explicó que con su par nacional se habló de la falta de insumos por parte de las dos empresas que fabrican repelentes a nivel nacional y le anticipó que los laboratorios oficiales de la provincia en pocos días tendrán listo uno contra el dengue que será repartido en los efectores de salud provinciales. Sobre el particular, mencionó que Ocaña dijo que si la producción santafesina se hace en cantidad será comprado por la Nación.

SITUACIÓN DECRECIENTE
Al dar un panorama sobre el dengue en la provincia, Capiello aseguró que el número de casos "es decreciente: se hizo la meseta y la curva empieza a descender". La situación está controlada. Hemos tenido una gran colaboración en muchos lugares de los intendentes y presidentes de comuna y en otros no; con el tiempo, vamos a ir aprendiendo que esto lo resolvemos entre todos".Asimismo, opinó que "si seguimos con las acciones tan intensivas como las que se están haciendo y como las que empezamos a hacer desde hace cuatro o cinco días en Rosario, vamos a la etapa de decrecimiento de una enfermedad, que habitualmente tiene tres meses de duración. Nosotros vamos por el segundo mes con una cantidad de casos que está muy por debajo que lo que las epidemias internacionales dicen", acotó.El ministro explicó que la situación en la localidad norteña de Gato Colorado "es muy particular" ya que "tiene una comunicación muy cercana con Chaco y la gente va a esa provincia en forma permanente a comprar sus alimentos o al banco, por ejemplo; pero allí, a pesar de esta cercanía, solamente hubo diez casos", acotó.EDUCAR A LA POBLACIÓNEl funcionario consideró necesario para combatir la enfermedad "educar, darle a los ciudadanos los elementos necesarios para que sepan qué hay que hacer. Pronto va a salir una publicidad televisiva y radial para que todos lo entiendan", anticipó."Lo que nosotros tenemos que hacer es que todo el mundo sepa y se haga responsable por lo que hace", continuó el ministro. Y ejemplificó la situación: "Me llamó el intendente de Las Parejas porque tenía dificultades con algunos vecinos, porque no los dejaban entrar a hacer las tareas de «descacharrización» (eliminación de reservorios de agua, generalmente de lluvia, donde puede reproducirse el mosquito del dengue). Evidentemente esto se da en algunos lugares", reconoció y explicó que esa situación puede solucionarse judicialmente "para entrar y hacer esta acción" en un domicilio particular."Lo que hay que hacer -continuó- es buscar conciencia ciudadana y trabajar en eso y el Ministerio de Salud es el nexo que brinda los argumentos y elementos necesarios para resolverlo".Instó a los ciudadanos a "mantener limpia la casa" y a no "tener el agua limpia en forma que no tenga circulación: evitando estas situaciones el mosquito no se desarrolla porque no tiene donde poner sus larvas".

Ministro Cappiello
Ministro Cappiello

Fuente: Sin Mordaza

 
  •