Anticonceptivos con marca estatal

[10-03-2009]

La provincia de Santa Fe empezará a producir anticonceptivos orales para proveer a los hospitales públicos y centros de salud ubicados en su territorio y a la obra social provincial. Lo hará en el Laboratorio Industrial Farmacéutico Sociedad del Estado (Lifse), según anunció el ministro de Salud, Miguel Angel Cappiello. La decisión fue tomada ante la “falta de constancia en la entrega de píldoras” desde el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable. Como ya ocurrió en 2008, la distribución de anticonceptivos a las provincias volvió a tener problemas. “Recién se acaba de destrabar una compra de anticonceptivos orales y especiales para la lactancia y los empezamos a distribuir. Pero ahora nos faltan inyectables”, reconoció a Página/12 Ana Ferrarotti, coordinadora del Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva.
Ferrarotti informó que quedó varada durante cinco meses en la Aduana una partida de 2.400.000 blisters comprados a un laboratorio extranjero. No es la primera vez que ocurre el mismo problema: por cuestiones burocráticas, la entrega gratuita de métodos a las provincias fue suspendida durante varios meses en 2008, lo que generó que centenares de mujeres se quedaran sin recibir protección para evitar un embarazo no deseado, tal como denunció oportunamente este diario. Además, los inconvenientes en la provisión de contraceptivos impiden a los gobiernos locales desarrollar una estrategia para ampliar el número de beneficiarias. “Estamos con problemas de provisión de anticonceptivos desde hace más de un año. Hemos comprado con recursos propios, pero esta situación nos impide sostener una política de expansión del programa. Estamos llegando a 36 mil mujeres, pero sabemos que necesitan anticonceptivos unas 140 mil más que no tienen obra social y están en edad reproductiva”, señaló ayer a este diario el subsecretario de Salud de la ciudad de Córdoba, Medardo Avila Vázquez. Por ley, el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, que está bajo la órbita del Ministerio de Salud, tiene la obligación de proveer los métodos a todas las provincias. La municipalidad de Córdoba quiere seguir los pasos de la provincia de Santa Fe: según informó Avila Vázquez, están construyendo una planta de producción de anticonceptivos. “Ya hemos invertido cerca de cuatro millones de pesos, pero nos faltan ocho millones más para equiparlo y estamos buscando financiamiento”, indicó el subsecretario. Avila Vázquez precisó que el viernes último estuvo en Buenos Aires por gestiones oficiales y en el periplo pasó por el depósito del Ministerio de Salud de la Nación con la intención de llevarse anticonceptivos para la ciudad de Córdoba, “pero no había nada”.
Ferrarotti aseguró que la provisión se está regularizando. Y que la intención del ministerio que encabeza Graciela Ocaña es realizar entre julio y agosto una compra de un volumen suficiente para abastecer por un año y medio a todo el país. Mientras tanto, en el Conders, un consorcio de ONG, que monitorea el cumplimiento de la Ley Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, está recibiendo denuncias de faltantes, contó a este diario Susana Checa. Una de las últimas llegó desde la ONG Ser en el Sur, de Monte Grande, en el sur del conurbano, donde Marisa Milesi dio cuenta de la ausencia de píldoras anticonceptivas, inyectables y para la lactancia en centros de salud de esa localidad bonaerense. “Están mandando 40 ciclos y hay más de 200 usuarias bajo el programa de salud sexual y reproductiva”, graficó Milesi la escasez de insumos.
Santa Fe decidió poner en marcha su propia producción de anticonceptivos orales. Es la primera provincia en tomar esa iniciativa. “Esperamos tener las primeras partidas para el mes de abril: necesitamos 75 mil ciclos (blisters) para las mujeres que los reciben gratuitamente en los hospitales públicos y 20 mil más para proveer a la obra social provincial Iapos”, informó a este diario la viceministra de Salud, Débora Ferrandini. “Así vamos a poder tener continuidad. La provisión sistemática y segura aumenta el consumo de las mujeres”, destacó. “Los anticonceptivos son la principal herramienta que tenemos para luchar contra el aborto y los embarazos no planificados, que son muchísimos”, consideró el cordobés Avila Vázquez.

Fuente: Pagina 12

 
  •