El LIF produce, desde hace 4 años, un medicamento para un niño formoseño que padece miastenia gravis

[21-07-2014]
 

El Ministerio de Salud provincial, a través del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF), produce desde 2011 Efedrina 3 mg que se ubica entre los denominados “medicamentos huérfanos”, para un niño de la provincia de Formosa que padece miastenia gravis, una enfermedad poco frecuente.

Si bien existen varias definiciones para “medicamentos huérfanos”, algunas “relacionan los mismos con las enfermedades raras o poco frecuentes, que son aquellas que afectan a una porción reducida de la población”.

Este tipo de medicamentos se pueden definir como aquellos que “si bien son necesarios para la población, no existe nadie dispuesto, ni habilitado por la autoridad sanitaria para producirlos”.

MEDICAMENTOS CRÍTICOS

También, “se puede hablar de orfandad de un medicamento cuando el mismo no está disponible por su elevado precio. En este caso, muchas veces se los denomina medicamentos críticos”.

En ese sentido y por tales razones, el gobierno provincial, en su rol de garante del derecho a la salud, a través del LIF comenzó a producir tal comprimido a pedido para el niño formoseño desde 2011.

CASO EMBLEMÁTICO

“Este fue y es un caso emblemático, si se trata de medicamentos huérfanos”, señaló el director del laboratorio santafesino, Guillermo Cleti, en tanto explicó que en el LIF “decimos que este medicamento es un huérfano total, sin padre ni madre, porque no existe registro del mismo y la droga no se comercializa”.

El funcionario reseñó que “el niño de Formosa necesita esta medicación desde  2008, año en el cual dejó de comercializarse la efedrina, hecho derivado del famoso caso del triple crimen de General Rodríguez y la ruta de la efedrina”.

Al cabo de tres años, superando los asuntos legales, el Ministerio de Salud de la Nación medió y solicitó al LIF la producción de estos comprimidos.

MEJOR CALIDAD DE VIDA

“Ya llevamos cuatro años consecutivos proveyendo esta medicación, tras lo cual, si bien no produce la cura definitiva de la enfermedad, le permite al paciente tener una mejor calidad de vida”, aseguró.

Profundizando el abordaje de la temática, Cleti, confirmó que a fines de 2013, “hicimos la primera provisión de Solución Clorurada Hipertónica (7%), medicación utilizada a diario por aquellos enfermos que padecen fibrosis quística”.

Esta producción se realizó de forma asociada, con el Laboratorio de Hemoderivados de la Universidad Nacional de Córdoba, en respuesta a distintas inquietudes realizadas por ONGs vinculadas a la problemática del enfermo fibroquístico.

MEDICAMENTOS HUERFANOS “POR PRECIO”

Al respecto, puntualizó que a esta medicación “se la podría ubicar, dentro de los medicamentos huérfanos por precio”, tal lo consignado como medicamentos críticos, “porque en este caso existen registros del mismo en la ANMAT, incluso se comercializa, pero no hay competitividad en el precio, lo que hace que los pacientes tenga un alto costo diario, de bolsillo”.

En cuanto al por qué los laboratorios privados no los fabrican explicó que “el desinterés por no producirlos, habitualmente está relacionado con el poco beneficio económico que genera su comercialización”.

En muchos casos -continuó- “un laboratorio tiene el registro de una droga ante la ANMAT, éste elabora el medicamento pero no están disponibles las formas farmacéuticas, presentaciones y dosis que son requeridas por un sector de la población. Ejemplos para esta situación son las presentaciones pediátricas de algunos medicamentos, las cuales no existen en el mercado y por su bajo consumo, no se las elabora”.

MEDICAMENTOS PARA EL TRATAMIENTO DE LA TUBERCULOSIS

Acerca de otros medicamentos de este tipo que se tienen previsto desarrollar, recordó que recientemente con la presencia del ministro de Salud, Mario Drisun, y el rector de la Universidad Nacional del Litoral, Albor Cantard, se lanzó en el LIF el proyecto “Generación de nuevas capacidades para el desarrollo de medicamentos tuberculostáticos”.

Este proyecto que tiene como objetivo desarrollar cuatro medicamentos utilizados en el tratamiento de la tuberculosis, se ubicaría dentro de aquellos casos de “medicamentos críticos” aludidos.

En este caso, la necesidad de desarrollarlos surge de un listado estratégico que emitió el Ministerio de Salud de la Nación, responsable de la provisión de los mismos en todo el país.

La Nación realiza licitaciones periódicas de estos medicamentos, pero suelen tener inconvenientes, tanto los asociados a ocasionales interrupciones en la disponibilidad de los medicamentos en el momento y lugar en que se requieren para el tratamiento de los casos, como los surgidos de modificaciones o cambios en la presentación de esos medicamentos.

PRODUCCIÓN PÚBLICA COMO HERRAMIENTA ESTRATÉGICA

En ese marco, ponderó la significación que tiene su producción para el sistema público de salud y la población vulnerable, subrayando que estratégicamente “es importante contar con la producción pública, siempre teniendo en cuenta que es una de las herramientas que cuenta el sistema público de salud, para facilitar el acceso de medicamentos a la población”.

“Es fundamental la actualización continua de esta herramienta -puntualizó-, para estar a la altura de los requerimientos sanitarios”  al tiempo que aseguró que “la producción de medicamentos huérfanos es un elemento dentro de la producción pública de medicamentos (PPM) pero no es el único”.

Finalmente, Cleti advirtió que la producción de medicamentos de última generación, “como los biogenéricos, los medicamentos destinados a patologías crónicas, siempre con creciente demanda, los destinados a la atención primaria de la salud (principal producción actual del LIF) y la incorporación al vademécum LIF de aquellas especialidades utilizadas en internación”, forman parte de “las acciones que debemos promover, a través de la PPM “.

Ver nota original en www.santafe.gov.ar

 
  •